Gimnasia: las razones de un sufrimiento

Por Juan Pablo Varsky
Para LA NACION 

18 de Octubre de 2010 - 01:02
 

El hincha de Gimnasia está acostumbrado a sufrir. Tiene una asombrosa capacidad para soportar adversidades futboleras. La tolerancia a la frustración se transmite de generación en generación. La identidad se construye con desencantos, el sentido de pertenencia se alimenta de derrotas. "Más perdemos, más te quiero", gritan con orgullo. El documental La Pasión , pensado y realizado por Alejandro Encinas, retrata de manera impecable este "amor sin condiciones, más allá de los resultados". Estrenado en noviembre del año pasado, el film recorre 12 meses en la vida del club. Registra toda la temporada 2008-2009. Desde luego, incluye el momento más emocionante para el pueblo tripero en los últimos quince años: el gol de Franco Niell que le garantizó la permanencia en Primera.  

Fundado en 1887, Gimnasia y Esgrima La Plata es el club de fútbol más antiguo de América latina. Lleva 72 temporadas en Primera División y tiene asistencia perfecta desde 1984. Sólo River, Independiente, San Lorenzo, Vélez, Newell´s y Boca llenan ese formulario de continuidad. Pero nunca salió campeón en primera. Estuvo muy cerca en el Clausura 95 con aquel equipo de Timoteo Griguol. Al año siguiente, le faltó un gol en el clásico contra Estudiantes de la última fecha. En el Apertura 2005, peleó mano a mano con el Boca de Basile, pero aflojó en las últimas tres jornadas. "Hay una maldición", dice un hincha en la película. Hoy Gimnasia está último en el Apertura, junto con Quilmes. No marcó goles en las primeras seis fechas. Ganó solamente un partido (Huracán). Está 18º en los promedios, en la zona de Promoción. Ya la jugó (y la ganó) en los últimos dos años contra el mismo rival, Atlético de Rafaela. Esta situación deportiva no es consecuencia de una mala racha, sino el efecto de malas administraciones que han puesto al club en una delicadísima situación económico-financiera. El último balance oficial dejó un pasivo (a no confundir con deuda y déficit) de 37.144.647 pesos, pero ¡se trató a libro cerrado! El 30 de octubre, la Asamblea Anual Ordinaria informará el estado actual. Los cálculos apuntan a un piso superior a los 50 millones y a un techo, según distintas e interesadas opiniones, de entre 70 y 80 millones. Su pasivo creció exponencialmente durante la gestión del contador Héctor Domínguez (1998-2004), hoy hombre de confianza de Grondona en AFA. A Domínguez lo sucedió J. J. Muñoz y, a pesar de una gran campaña con Troglio, el club generó más noticias por actitudes como el apriete al árbitro Giménez y su relación con la barra brava. Walter Gisande, el actual presidente, ganó las elecciones el 1° de diciembre de 2007 por apenas 16 votos con récord de socios en las urnas (4688). Habrá elecciones en diciembre de este año con un contexto difícil.  

El déficit operativo mensual se acerca al millón y medio de pesos, 18 millones anuales. La campaña del equipo ha desvalorizado a los mejores futbolistas surgidos de las juveniles como Rinaudo y Aued, potenciales ventas. Entre el 9 de diciembre de 2009 y el 30 de septiembre de 2010 le rechazaron cheques, por carecer de fondos, por un total de 1.740.790, 29 pesos. Sólo el mes pasado emitió 31 cheques voladores, clara señal de que el agujero financiero sigue creciendo. Al período 7/10 registra una deuda de 2.976.600 con el Banco Industrial y otra de 1.087.700 con el Credicoop al período 6/10. Nadie se anima a descartar la convocatoria de acreedores. El pasivo exigible en los próximos meses es cercano a los 20 millones de pesos. El club ya cobró varios ingresos por adelantado, entre ellos el más importante, los derechos por TV. Desde la irrupción de Fútbol para Todos, Gimnasia recibe 16.897.500 pesos, mucho más que en el contrato anterior entre AFA y Televisión Satelital Codificada. A pesar del considerable y justo aumento en el reparto, los dirigentes arruinaron las cuentas del club. El pasado martes 5 de octubre, una delegación de Agremiados se presentó en la práctica para charlar con los jugadores sobre la deuda, y también sobre el apriete de la barra luego del clásico. Tras conocer el panorama presente y futuro, los futbolistas decidieron suspender el entrenamiento. Esa misma noche, Sergio Marchi se reunió con Julio Grondona. Nuevamente, la Asociación del Fútbol Argentino brindará el oxígeno financiero, pero el club seguirá acumulando deudas, a cubrir por la próxima CD como pesada herencia.  

Una vez más, el Tribunal de Cuentas brilló por su ausencia. La AFA no controla a los dirigentes. Los salva y luego espera la retribución en el Comité Ejecutivo con voto a mano alzada y aclamación. Así ha funcionado siempre la relación de dependencia entre los clubes y Grondona, quien ha usufructuado las pésimas administraciones para reforzar su poder a partir de la dádiva. Hoy, aun con mejores ingresos para los clubes gracias al nuevo contrato de TV, los números de algunos clubes siguen en clamoroso rojo. Hace una semana, el capitán Sessa declaró: "Es muy difícil trabajar con deudas de 7 meses. La cabeza se desvía de lo deportivo". Al plantel llegaron a deberle marzo, abril, mayo y junio, documentados a largo plazo. Algunos cobraron julio y, hasta hace algunos días, les debían agosto y septiembre.  

También hay deudas importantes con jugadores que emigraron en junio, empleados y personal de inferiores. El resto de los deportes del club, principalmente el básquet y el voley, están descuidados y muchos gastos corren por cuenta de las familias de los jugadores. Es el único equipo de primera que no tiene sponsor en su camiseta. Durante la última pretemporada en Cancún, lució las publicidades de Lotería de la Provincia de Buenos Aires, una cadena hotelera mexicana y el logo de un gimnasio local para cubrir los gastos. Leonardo Madelón dirigió al equipo entre 2008 y 2009. Hoy su cuerpo técnico reclama 490.000 dólares en concepto de sueldos y premios adeudados. En enero, la dirigencia les había presentado un plan de pagos que comenzaría a hacerse efectivo a partir de marzo y se cancelaría en 10 cuotas, pero ni siquiera cobraron la primera. No es la única demanda que ha llegado al Bosque. Pablo "Moncho" Fernández, ex jugador y efímero entrenador del club, intimó a Gimnasia a resarcirlo por su despido (duró 3 partidos y menos de 2 semanas).  

La petición se asentó en el Tribunal Laboral Nº 4, que libró las circulares el 9 de agosto pasado, notificando al club y al presidente Walter Gisande por diferenciales salariales, indemnización por despido, y daño moral, deportivo y material. El reclamo rondaría los 500.000 dólares. Fernández fue despedido por telegrama apenas un par de días antes de la asunción de Diego Cocca. Gisande y cía. evitaron que ambos entrenadores se presentaran al comienzo de la pretemporada, lo que hubiera provocado un verdadero papelón, pero se olvidaron de los ayudantes de Fernández, Risso y Amoroso, quienes asistieron por consejo legal.  

Desde el año 2004, ha tenido 10 entrenadores: Ischia, Kuzemka, Troglio, Maturana, Falcioni, Sanguinetti, Madelón, Fernández, Cocca y Morant. Tras pasar por el Lobo, Ischia (Boca) y Falcioni (Banfield) fueron campeones en el fútbol argentino y Troglio se consagró con el Cerro Porteño paraguayo. Echó al delantero Luciano Leguizamón por cambiar la camiseta con Verón en un clásico contra Estudiantes. Hoy la rompe en Arsenal y le hace goles en todos los partidos, incluido el del sábado pasado. Denis Stracqualursi, otro ex, es el goleador de Tigre con 5 tantos. Diego Villar se destaca en Godoy Cruz, Chirola Romero en Banfield y Teté González en Tigre. Tienen que ver el estupendo documental. "Es el destino. Dios nunca está de nuestro lado", dice otro hincha, acostumbrado a sufrir.  








BANDERA
Hoy hubo 26 visitantes en LoboEsta22
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Copyright @agustinn88 ► 2008 - 2017 us 323941 visitantes en total